Surf House

 

Es la casa de vacaciones perfecta, a menos de 200 metros de distancia a pie hasta el mar, realza elegantemente la simplicidad del Mediterráneo.

La superficie construida se divide en dos niveles. La escalera de caracol nos lleva a los dos dormitorios y un baño situados en la primera planta.

Rodeada de campos, la casa es muy luminosa y tiene unas vistas increíbles de la montaña del Montgó. El mobiliario se centra en las texturas y los materiales naturales, jugando con los colores vivos y acercándonos a la auténtica esencia de la vida mediterránea.